Cuando cultivas tus propias plantas y creas un jardín, esto puede tener diferentes motivaciones. Una de las más comunes es sentir la calma que transmite un bello paisaje, además de la alegría que puede proporcionar a nuestro hogar.

Para crear un jardín armonioso y colorido, debes elegir al menos tres tipos de colores de flores, y tener en cuenta como las combinarías, además de en qué época florecen para asegurarte de que obtendrás la mezcla de color que deseas.

Puedes plantear la idea del jardín como si se tratase de la decoración de una casa. Algunos de los colores más típicos que podemos encontrar entre las plantas son:

Colores cálidos: como amarillo, naranja y rojo.

Estos colores transmiten energía, calidez y alegría. Para ello puedes usar caléndulas, dalias, tulipanes, lirios y margaritas.

Colores fríos: morados y azules.

Los colores fríos transmiten tranquilidad y calma, además de dar un toque de seriedad.

Algunas especies que te pueden ayudar a crear un espacio de colores fríos son: la orquídea banda azul, las petunias, las hortensias y las violetas.

Tonos blancos.

El blanco sin duda es el color identificado con la limpieza y la pureza. Si queremos que en nuestro jardín predomine este color, podemos optar por rosas blancas o hibiscos.

Tonos verdosos.

El color verde, símbolo de la esperanza, en un jardín le da un toque romántico, si sabemos combinar distintas tonalidades de verde, aunque muy sencillo. Es un tono que se consigue fácilmente con arbustos y coníferas.

Sin embargo, a la hora de diseñar un jardín, lo más común no es optar por una única gama de colores, sino hacer combinaciones entre ellos.

No se trata de tener un exceso de colores que le confieran un aspecto caótico, sino de saber jugar con diferentes contrastes para crear un paisaje original y llamativo. Si estás en españa también puedes plantar marihuana para uso personal y cultivo. Aquí puedes obtener algunos consejos sobre cómo plantar marihuana.

Para conseguir un espacio armonioso, lo ideal es escoger colores fuertes y combinarlos con tonos más apagado. Cómo decíamos al inicio del artículo, no debemos escoger más de tres colores, buscando el equilibrio entre ellos.

Algunas posibles combinaciones son:

  • Verde con rojo.
  • Morado con amarillo.
  • Azul con blanco.

También es importante tener en cuenta la geometría y distribución del espacio de nuestro jardín. Si es un espacio pequeño, las flores blancas le darán sensación de amplitud, mientras que si es grande unos arbustos verdes quedarán muy vistosos.

Por Ciya

Deja una respuesta